Abordaje Metodológico 

Los pasos que utilizamos para llevar a cabo un café tecnológico, son los siguientes:

1. Convocatorias: Un grupo de mujeres de la zona que se visita se hace responsable de la organización del café tecnológico. Sulá Batsú va acompañando el proceso de construcción; este equipo, deberá encontrar un espacio, decidir los temas técnicos y de análisis crítico de la realidad que se van a desarrollar, así como construir las alianzas necesarias para ejecutarlo. La Cooperativa provee el material de divulgación digital e impreso necesario para la convocatoria y acompaña este proceso, dónde las lideresas invitan en universidades y colegios al Café Tecnológico, que casi siempre se realizan los sábados en las tardes.

Las lideresas, organizan todos los aspectos logísticos tales como contratación de proveedores, acondicionamiento del espacio, materiales requeridos, entre otros; juntas, lideresas y equipo de Sulá Batsú escogen las charlistas y deciden la dinámica.

Las convocatorias deben hacerse con almenos 10 días de anticipación.

2. Aliados estratégicos: Los aliados estratégicos son entidades contrapartes del Programa TIC-as en el territorio donde se desarrollan los cafés tecnológicos, tales como universidades, cámara de empresas de tecnología, empresas o gobierno local. Se hacen alianzas que van desde préstamos de locales, integración de expositores o apoyo con la logística de los cafés tecnológicos.

El propósito es que estas entidades conozcan el Programa y lo continúen apoyando posteriormente, sus representantes tienen un papel protagónico en el Programa.  

3. Acompañamiento de lideresas: Las lideresas son un grupo de mujeres integrantes de la red TIC-as que trabajan en tecnología y/o estudian en la universidad, o simplemente están interesadas en la tecnología y que viven en el territorio donde se desarrolla el café tecnológico. Este grupo, tiene como característica cualidades de liderazgo y compromiso con el Programa TIC-as. Con ellas, son las que deciden los contenidos de los cafés tecnológicos y la dinámica del encuentro.

4. Búsqueda de espacio para la actividad: Cuando realizamos la estrategia de “Cafés tecnológicos” es importante escoger el espacio en el que se realizará la actividad con características especiales; debe permitir la interacción entre las participantes, tener un espacio grande en el que pueda instalarse un área de trabajo y de ser posible el uso de mesas redondas, además es indispensable el proyector, computadora y un espacio para que las participantes puedan hacer un registro de la actividad. Además, es importante tomar en consideración que el espacio sea accesible para todas. También, revisamos que el contenido y la forma en que lo estamos compartiendo sea accesible para todas las participantes.

5. Material de comunicación: En el proceso de planeamiento del Café Tecnológico es necesario trabajar en el material de promoción que mantenga la identidad del Programa TIC-as; esto, lo desarrolla el equipo de comunicación de Sulá Batsú.  Dependiendo del contexto, el tema, etc, se hacen desde comunicados de prensa, afiches digitales e impresos, boletines, panfletos, cartas de invitación a los aliados estratégicos, notas digitales, banner para redes sociales, entre otros. Todo el material que se debe producir lo definen las lideresas a cargo.

6. Desarrollo del café tecnológico: El equipo de trabajo ha construido esta metodología con enfoque de género, entendiendo por este tema, el crear espacios dirigidos a chicas en el que la tecnología sea un actor para potenciar o visibilizar sus capacidades, además en el que sean ellas las protagonistas de crear la tecnología de acuerdo a sus necesidades desde sus visiones y así mismo, proponer soluciones a su entorno para que sea inclusivo, TIC-as hace una apuesta por que la tecnología sea construida desde los espacios de las chicas y a su vez que esta sea cuestionada por ellas.

Es importante resaltar que la construcción de esta metodología se va realizando en conjunto con las lideresas de la red TIC-as y han sido ellas las que han destacado la importancia de que este espacio sea dividido en las siguientes 3 componente siempre:

a. Fortalecer la sororidad en la red: La sororidad es la hermandad entre mujeres que son aliadas, comparten y además aquellas que quieren cambiar los espacios para que otras mujeres puedan estar mejor, el programa TIC-as basa su sororidad en la formación de un liderazgo femenino en el sector digital. 

En el café, en mesas redondas se abordan situaciones reales a las que se han enfrentado las participantes por su condición de género; estos casos, se conversan entre todas y se proponen acciones, apoyos, cambios y luchas para construir mundos más inclusivos.

b. Actividades tecnológicas con enfoque de género: En los cafés tecnológicos se aborda también formación técnica porque se busca que las mujeres tengan las más altas capacidades, se busca además, que las capacitadoras sean mujeres y se hacen esfuerzos importantes para que así sea y que siempre tenga incorporado el enfoque de género aunque la charla sea técnica. Estas capacitaciones deben ajustarse a todos los niveles de conocimiento, desde las participantes que vienen de los colegios hasta las que ya están laborando hace bastante tiempo, este es un reto muy importante; por ejemplo: Si se trabajan sobre procesamiento de datos en R como lenguaje de programación u otro, el enfoque debe darse desde la perspectiva de cómo esos datos pueden analizarse para problemas cotidianos de las mujeres.

TIC-as por medio de esta actividad, busca que la tecnología sea propuesta desde las necesidades de las mujeres y que además los ejemplos tengan un fuerte enfoque de género, en el que enseñar código por sí solo no sea el fin, sino que chicas de otros espacios puedan participar activamente y comprender lo que el expositor presenta, ya que de la diversidad se fortalece la red.

c. Construcción de propuestas por parte de las chicas: Con base en las conversaciones sobre los retos de las mujeres en el sector digital y los nuevos conocimientos técnicos las participantes proponen nuevas acciones, nuevos proyectos, nuevas actividades, nuevas discusiones que son las que guían al Programa TIC-as.

Para llevar adelante esta sección podemos diseñar juegos, espacios de discusión en mesas redondas con un tema en cada una, crear un foro con las participantes u cualquier otra actividad que nos permita generar un espacio informal en el que las chicas puedan construir sus propuestas.

7. Sistematización de resultados: Los resultados del proceso metodológico deben ser documentados por parte del equipo organizador y de ser posible escribir textualmente lo expresado por las chicas durante cada sección del apartado metodológico, este documento permitirá realizar una retrospectiva de los resultados de la actividad y si la meta fue alcanzada y los replanteamientos que se pueden hacer para la próxima.

Los documentos de sistematización deben incluir: Presentación, descripción del proceso, resultados y anexos en el que incluyan los materiales utilizados, imágenes de la actividad y toda información relevante que permita realizar el análisis de la actividad.

En los cafés tecnológicos se incluyen las participantes a los chat de la red TIC-as que se mantienen en Whatsapp y Telegram, en donde se interactúa permanentemente y están integrados por mujeres de toda Centroamérica.