Iniciamos con el propósito de aumentar la cantidad de mujeres que participan en la construcción de tecnologías digitales en Costa Rica; en este período, hemos establecido los clubes de niños y niñas de 5° grado de las escuelas de la Zona Norte de Costa Rica, trabajando en la fase de transición de las niñas. Estos clubes fueron evolucionando hacia clubes de programación para las jóvenes de 12 a 17 años. 

También iniciamos en este período, los cafés tecnológicos, en distintas partes del país, como estrategia para la construcción de encuentros y la consolidación del trabajo en red entre mujeres de todos los territorios. Los cafés tecnológicos se constituyen en la columna vertebral de nuestra red.

Nuestro foco siempre ha sido trabajar con niñas y mujeres en las zonas rurales del país.