Metodología para el desarrollo de las comunidades ADA

  1. Vinculación de la Universidad con el Programa TIC-as:

La universidad que hospeda la Comunidad Ada, debe establecer una vinculación con el Programa TIC-as para definir la gestión conjunta; además, se compromete a facilitar espacios, un(a) profesor(a) que ayude a las lideresas a cargo de la comunidad articulando tareas administrativas del espacio, recursos económicos u de alimentación que sea requerida para realizar procesos dentro de la comunidad; esto, con el objetivo de fortalecer el grupo de trabajo, a su vez, el programa TIC-as destinará recursos para realizar actividades internas como cafés, reuniones de trabajo, talleres tecnológicos y guiará el proceso de fortalecimiento de liderazgo de las estudiantes a cargo y el acompañamiento metodológico de las comunidades, así como su monitoreo y evaluación.   

2. Esquema de trabajo de la comunidad:

 El trabajo realizado por el Programa TIC-as en las Comunidades Ada, sigue un esquema horizontal en el que las chicas lideresas apoyan las integrantes de la comunidad dándole mentoría en los espacios, promoviendo una comunicación de 1 a 1.  Además en el período de instalación de la comunidad en la universidad aliada, se solicita un(a) profesor(a) a cargo para gestionar internamente recursos y espacios, teniendo en consideración que la dirección, metodología y guía de la comunidad estará a decisión de sus integrantes y el(la) profesor(a) dará trazabilidad respecto a que el proceso se ejecute o bien tramitar recursos internamente que requieran una figura formal.

 Cabe destacar, que las lideresas de la comunidad Ada tendrán una formación de parte de TIC-as en actividades dirigidas a fortalecer su formación en el área; además, es requerido el compromiso de ambas partes tanto universidad como lideresa para que la visión del programa pueda ser transmitida a las integrantes de este espacio.

Este proyecto, se lleva a cabo con objetivos específicos los cuales se describen a continuación: 

  • Etapa I:  Permanencia de las chicas en la carrera de computación:

En esta etapa la lideresa a cargo de la comunidad, tiene como labor identificar las futuras participantes de la comunidad e invitarlas a formar parte del espacio, es importante recalcar que la estrategia de comunidad se realiza en primera instancia con una generación de ingreso en la universidad de aliada, por lo tanto, el objetivo que sigue la comunidad es lograr la permanencia de las mujeres que ingresan en el primer año de carrera, ayudándoles con mentorías, seguimiento e involucrándose en actividades relacionadas a TIC-as que les motiven a continuar y aprender cómo desarrollarse en las diferentes disciplinas de las tecnologías digitales.

Lo central de las comunidades son las reuniones regulares entre las estudiantes para apoyarse mutuamente. Este apoyo, puede centrarse en fortalecer los conocimientos de la carrera universitaria, resolución de dudas entre todas, apoyo emocional y acompañamiento en el proceso de adaptación. La clave es que este espacio es un espacio de pares.

  • Etapa II: Participación en foros nacionales e internacionales, redacción de propuestas de investigación:

En esta segunda etapa, tomando en cuenta que las chicas siguieron el proceso inicial y se mantienen en la carrera, es requerido que comiencen a desarrollar otras habilidades (técnicas y sociales) en las que propongan talleres, charlas u algún medio para mostrar trabajo que desarrollen en Ada, la comunidad será un espacio para potenciar sus capacidades y articular procesos, además, se requiere el compromiso de la universidad para que se les motive a las chicas a participar de congresos nacionales o internacionales, que les permita intercambiar conocimientos o experiencias para fortalecer el proceso de las que están en la etapa inicial.

La(s) lideresa(s) que estén a cargo de la comunidad Ada serán las facilitadoras para que se dé el proceso de integración de la I y II etapa; TIC-as, les brindará una formación de liderazgo para asumir la guía de las integrantes de comunidad en esta etapa y realizará los esfuerzos necesarios para conseguir becas de participación en conferencias, foros, charlas, talleres, etc. 

  • Etapa III: Incorporación a estrategias de TIC-as:

Una vez concluida la etapa del acompañamiento y el desarrollo de las destrezas, las chicas que cursan aproximadamente el tercer año de carrera, se les incorpora a la estrategia de “Clubes de programación” como instructoras de muchachas de colegio que aún no tienen una orientación vocacional por la tecnología. De esta, forma las chicas que han vivido la formación de TIC-as van desarrollando mayor destreza de comunicación, liderazgo y el creer en sí mismas, al mismo tiempo que se convierten en modelos a seguir para adolescentes que viven en el mismo territorio de ellas.